-

Compran a floricultores, pagan lo justo y venden en línea

Vie, 8 Feb 2019
Los estudiantes trabajan con floricultores de la comunidad de Villa Guerrero, en el Edomex
Su modelo de negocio paga lo justo a los productores y ofrece precios competitivos a los consumidores
  • Alejandro Bernot y Alejandro Zorrilla son estudiantes de la Licenciatura en Negocios Internacionales (Alberto Hernández/ IBERO).
  • Alejandro Zorrilla (Alberto Hernández/ IBERO).
  • Alejandro Bernot (Alberto Hernández/ IBERO).
  • Los jóvenes trabajan con la comunidad de Villa Guerrero, Estado de México

Los estudiantes Alejandro Bernot y Alejandro Zorrilla, ambos de la Licenciatura en Negocios Internacionales de la IBERO, crearon Verbena, una florería online que funciona en colaboración con floricultores de la comunidad de Villa Guerrero, en el Estado de México, en un modelo de negocio que cumple con la vocación jesuita de crear empresas socialmente responsables y solidarias.

Cuando los jóvenes realizaron su servicio social, se dieron cuenta de la necesidad que tienen los agricultores en el Edomex de ofrecer sus productos y recibir una paga justa por los mismos. Por ello, decidieron emprender este proyecto y de esta manera ayudar a las comunidades a comercializar sus cosechas.

Alejandro Bernot explicó que uno de los diferenciadores de su negocio tiene un efecto positivo doble: el vínculo con los floricultores de Villa Guerrero permite la venta de flores recién cortadas y se evita la participación de intermediarios. En el plano de la oferta, Verbena hace arreglos distintos a los que se encuentran en el mercado.

“Hace cuatro meses hicimos una prueba piloto para ver si funcionaba, para ver si a la gente le gustaba o no. Vendemos arreglos florales diferentes porque vimos que los que existen en el mercado son muy básicos y nosotros buscamos algo más exótico”, platicó el estudiante.

Por su parte, Alejandro Zorrilla recordó que el 53% de la producción de flores del país se da en territorio mexiquense, lo que facilita la colaboración con los agricultores de la entidad, a quienes se les paga un precio justo por su producción. Agregó que esto permite ofrecer a los clientes precios razonables comparados con los de la competencia.

Zorrilla explicó que, generalmente, la cadena de valor en el negocio de las flores empieza con el agricultor; después, llegan los mayoristas quienes piden toneladas de producto y pagan la flor más barata. Más tarde, se distribuyen para ser subastadas y, posteriormente, son enviadas a sitios como las centrales de abasto. Finalmente, hay una última fase para llegar a los floristas o éstos van directo con los distribuidores. En el camino, el precio se incrementa y los únicos beneficiados son los intermediarios.

“Este proceso tiene una duración de dos semanas. Es decir, las flores llegan a nuestras casas 15 días después de haber sido cortadas, por lo cual, ya no están frescas y su durabilidad es menor. Con Verbena, las flores llegan a su destino un día después de haber sido cortadas por los floricultores, por lo que durarán mucho más”.

En un futuro no muy lejano, los estudiantes harán crecer su empresa a través de la automatización de sus procesos, la contratación de personal, el 'levantamiento' de capital y una alianza estratégica con una empresa en Barcelona, España.

Para los jóvenes emprendedores, regalar un ramo de flores nunca pasará de moda y más allá de una fecha fija en el calendario, "todo el tiempo se puede regalar un arreglo".

Las flores en México generan cada año seis mil millones de pesos, según datos de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP). El país ocupa el tercer lugar a nivel mundial en cuanto a superficie destinada al cultivo de plantas ornamentales con aproximadamente 22 mil hectáreas, donde el 10% de la producción se destina a la exportación y el resto a la comercialización dentro del país.

De acuerdo con el Consejo Mexicano de la Flor, la rosa, seguida por las gerberas y las lilis son las más vendidas en México; y el Día de la Madres y el Día de San Valentín se comercializan hasta 22 millones de rosas.

Valentina González/ICM

 

https://ibero.mx/prensa/compran-floricultores-pagan-lo-justo-y-venden-en-linea


42 comentarios


  • Ismael

    particularmente pienso que los dueños están acomodados y ya no trabajan y todo se lo dejan a la tecnología “pésimo error”


  • Alex

    pero que engaño! esto esta mal muy mal


  • Miryam Miller

    Desafortunadamente, me uno al resto de los comentarios negativos. El viernes 21 de mayo ordené antes de las 10:30 am dos arreglos florales: uno debió de haber sido entregado ayer mismo, viernes 21, y son las 3:28 pm del sábado 22 de mayo y aún nada. Ordené un segundo arreglo para ser entregado hoy, sábado 22 y solicité que la entrega fuera a más tardar a las 2:30 pm, y Beatriz Moguel de Atención al cliente me confirmó, cito: “Hola, claro ahí estarán”. Pues no estuvieron. ¿Qué pasa? No hay forma de contactarlos en su Whatsap, no hay números de teléfono a los cuales llamar y no responden a mis correos electrónicos. Como otros egresados de la Ibero, ya me dieron pena ajena. ¿Ahora cómo arreglamos este asunto? Francamente, quiero cancelar los dos pedidos y olvidarme de tan mal sabor de boca que me dejaron en éste, mi “debut y despedida”. Qué lástima.


  • Rafael Quintero

    Deplorable experiencia y lo peor fue que en una fecha donde no puede haber fallas y de suma importancia. Hice mi pedido para el día de las madres, 2 envíos y de esos 2 llego 1 y el otro todavía no llega; se equivocaron de dirección y aunque contactaron al destinatario del arreglo floral y les corrigió la dirección que tenían mal, no han entregado las flores, no tienen número de contacto para coordinar la entrega o reembolsar el cobro, arreglar la situación. Sus mensajes por chat que parece genérico no solucionan nada.
    Me sorprende la calidad de empresa siendo de gente que estudio en la Ibero, me queda claro que el renombre de la universidad no garantiza la calidad de la persona en este caso al empresa.


  • Maria C

    Desafortunadamente mi experiencia con su empresa fue totalmente decepcionante.
    1. Las flores que ordene JAMAS llegaron
    2. NO tienen número de contacto
    3. Contestan con mensajes genéricos vía email o por mensaje
    4. NO hay política de cancelación/reembolso (o al menos no la hacen saber ni en su website ni en sus respuestas)
    Es totalmente irresponsable ofrecer un servicio sin poder cumplirlo y, peor aún, no ser honestos y reconocerlo ofreciendo el reembolso.
    Vergüenza que sea una empresa mexicana, NO recomiendo este servicio en ninguna circunstancia.


Dejar un comentario